Nunca me gustaron las paradojas. No las entiendo. Mi profesora de origami dice que con papel se puede salvar al mundo... Y no dice màs. Despuès me mira como esperando que algo maravilloso suceda entre nosotros y no tengo el valor para decirle que en este barrio los finales felices ya no son posibles.

4 comentarios:

Emilio dijo...

Qué grande señor!!!

Javier dijo...

Sos grosso, sabelo. No me gusta comentar mucho, simplemente disfruto. Te paso mi blog: http://chocolatevoley.blogspot.com/

pablo espinoza dijo...

gracias javier.yo tampoco suelo comentar blogs, pero ya me daré una vuelta por tu lugar.

L dijo...

lindo texto!