(al menos por ahora).

No pinto para un jurado formado por distinguidas personalidades del mundo del arte. No pinto para que profesores habilitados aprueben mis trabajos. No pinto para “la gente del palo”. No pinto para “mis colegas del medio”. No pinto para obtener puntajes ni aumentar mi currículo. No pinto pensando en el pre$io. No pinto para ser parte de la cultura. No pinto para ser contracultura. Sólo pinto para mí. Y para todxs aquellxs que deseen acercarse y ver lo que hago. Nada más. Lo demás es humo.