Luser.

Queda una sóla sala de videojuegos en san salvador.
Cuando quieras te invito a que me veas jugar
para demostrarte
que no me importa el peligro
que venga
lo que venga,
del planeta que sea,
del infierno
mutante
pesadilla
zombie
o policía...
no importa
voy a estar ahí
siempre
dispuesto a jugarme hasta la última ficha por vos.

2 comentarios:

Insomnya dijo...

buenísimo este poema; pegador, sin excesos, me gustó mucho; el anterior no tanto solo por la palabra alfombra que le quito realidad al asunto, quedaria mejor los yuyos por ejemplo jaj un gusto leerlo de nuevo amigo

pablo espinoza dijo...

Gracias Li. Te cuento que el uso de "alfombra" tiene su explicación y razón, pero no quiero ponerme teórico en público...
Saludos!