Domingo. (o lunes o martes o etcétera...

Siempre termino dando vueltas por tu biografía.
Buscando algún mensaje.
Alguna línea.
Algún enlace.
Algo.
Que me diga.
Que también pensás en mí
de vez en cuando.
Y que esto de extrañarte tanto no es al pedo.