Señales.


Todas las noches
cuando el barrio por fin se duerme
salgo al patio de casa
con la linterna de mi abuelo
y hago señales 
al cielo
durante una hora
siguiendo, siempre 
el mismo patrón
de las luces
que vimos esa noche 
de enero
antes
de la tormenta.




...
Todavía nada.
Nada de nada.
...