Con emoticones ya no alcanza.



El incendio forestal se extiende.
Desde mi cabeza hasta las paredes de esta cueva.
Por el suelo...
Hasta los libros que esperan, en la ventana, ser leídos algún día.
Por la cama...
Animales huyen, envueltos en llamas.
Misiles dirigidos a ciudades invisibles.
El bosque sabe del fuego y no hace nada.
Pienso en un río.
Pienso en una piedra gigante que nos contenga.
El fuego se pixela. Se hace grande, con brazos y puños.
Me golpea, me mantiene despierto.
Hasta ahora no puede verte dormir. 
(Siempre muero antes).
(No sé si roncás o si sos de moverte mucho).

Deberías estar aquí
entre tanto escombro
adormeciendo mi brazo con tu cuerpo.