Canciones de los días que se van.


Podría quedarme así.
Una o dos vidas más.
Memorizando el ritmo de tu respiración dormida,
guardándome
tu música.
Para los días por venir,
para esas noches
eternas
de zombies y metralla.

Afuera llueve y la noche quiere ser día.

En la tele Morrisey subtitulado gesticula sin voz desde Manchester del dos mil cinco.
Un lugar de luces que no se apagan.

Y si un colectivo de dos pisos…

Y si un camión de diez toneladas…